Menu Cerrar

Casa Hotel Rural

Os Tres Teixos

Esta antigua casona gallega, toda de piedra y madera, ubicada en un punto estratégico que ya descubrieron y habitaron los celtas, es hoy en día un alojamiento con mucho encanto, que sorprende e invita a disfrutar cada rincón. 

Como anfitriones de esta preciosa casa os diremos que siempre soñábamos con encontrar un lugar especial en el que crear un espacio de descanso y disfrute para compartir bienestar… Y finalmente lo encontramos.

 

Descubrimos este entorno privilegiado, para que tanto los amantes de la playa, como los aventureros que gustan del turismo activo, los que buscan degustar sabores, o aquellos que sencillamente quieren disfrutar de “no hacer nada”, encuentren en nuestra casa una opción inmejorable. Así las parejas, los grupos de amigos o familia e incluso los que llegan en solitario, siempre descubren un espacio a su medida. 

Descanso y disfrute

En Os Tres Teixos todo ha sido pensado y equipado para ofrecer buen descanso, bienestar y disfrute. Aquí nos afanamos por brindar a nuestros huéspedes, todo aquello que nosotros desearíamos encontrar en el alojamiento ideal. Así tratamos de crear acogedores rincones donde los visitantes puedan sentirse como en casa y entre amigos.

 

Os Tres Teixos es un lugar lleno de energía y color, que vale la pena descubrir…

La casa rural se encuentra en el centro mismo de la Mariña Lucense. Desde aquí se pueden visitar fácilmente todos los puntos turísticos más importantes de la zona; La franja costera de playas y acantilados se encuentra a 9 km. de la casa. La famosa playa de las Catedrales está a menos de 18 km. Las pasarelas al borde del acantilado del Fuciño do Porco a menos 35 km. Los pueblos más importantes y pintorescos, tanto hacía el interior, como a ambos lados de la zona costera, se recorren fácilmente desde Os Tres Teixos. También muy cerca de la casa, hay bosques y fragas llenas de magia, surcados por ríos con cascadas. Además, el entorno inmediato y la propia finca que rodea y envuelve la casa, son una buena opción para descansar, relajarse en el jacuzzi panorámico, leer, dibujar  o pasear.

Las estancias comunes son zonas de descanso y tranquilidad, para que nuestros huéspedes se sientan como en casa.

Tanto en el interior, como repartidos por toda la finca, son muchos y diferentes los rincones para descubrir de acuerdo al momento y la época del año. 

En las salitas interiores, durante los meses de frío, resulta especialmente acogedor sentarse al lado de la chimenea, saborear castañas y disfrutar las tardes de tertulia o  juegos de mesa. 

Durante la época estival, también se sirven desayunos y cenas en la zona de comedor exterior cubierta. En esta parte de la casa se celebran las cenas especiales de barbacoa.y veladas de queimada.

Las habitaciones

Descanso, bienestar y disfrute.